UNESCO RECONOCE A LAS COOPERATIVAS COMO BIEN CULTURAL INMATERIAL

El Comité Intergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial ha incluido a las cooperativas en la lista de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

La idea y práctica de la organización de intereses compartidos en cooperativas esta ahora incluida en la lista de Patrimonio Inmaterial. La lista describe a las cooperativas como entidades que “permiten el desarrollo comunitario mediante interés y valores compartidos, creando soluciones innovadoras a problemas sociales, desde la generación de empleo y la asistencia a ancianos hasta la revitalización urbana y los proyectos de energía renovable”.

Según la candidatura presentada por Alemania a la UNESCO, una cooperativa “suministra servicios de índole económica, social o cultural a sus miembros con vistas a mejorar su nivel de vida, resolver problemas comunes y propiciar cambios positivos. Las cooperativas permiten crear comunidades gracias a los intereses y valores compartidos por sus miembros, a fin de aplicar soluciones innovadoras a problemas diversos de la sociedad. Generan empleo y ayudan a las personas a construir proyectos”.

A principio de año, se agregó a la Memoria del Mundo de la UNESCO la colección de correspondencia de Robert Owen, fundador del movimiento cooperativo.

El programa de la Memoria del Mundo se estableció sobre la premisa de que el patrimonio documental del mundo pertenece a todos y debería preservarse y ser permanentemente accesible por parte de todo el mundo.

Esta entrada fue publicada en Otras. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.