Juan Ramón Larrañaga
 
 
Resumen
 
INDICE de la exposición
• Objeto y principios de la ley
• Titulares de derecho
• La Dependencia y su valoración
• Reconocimiento del derecho
• Programa individual de atención
• Servicios y prestaciones de la ley: aspectos diferenciales con la red de servicios de Gipuzkoa
 



 
Mª Covadonga Solaguren
 
 
Resumen
 
La intervención de la Diputada Foral de Política Social y Servicios Sociales de La Diputación Foral de Alava: Covadonga Solaguren, abordará la incidencia de la Ley de Dependencia en la organización y planificación de los servicios sociales existentes, como consecuencia del reconocimiento del derecho a la promoción de la autonomía personal y la atención a las personas en situación de Dependencia; así como de la necesidad de dotarse de más recursos, tanto económicos, humanos como estructurales, para hacer frente al incremento de la demanda de servicios que se va a generar.

En su exposición presentará la línea de actuación que va a desarrollar su departamento para hacer frente a las nuevas circustancias.
 



 
Lourdes Idoiaga
 
 
Resumen
 
La dependencia no es un fenómeno nuevo, pero hay que convenir que constituye un problema social que merece una atención especial y de ahí la necesidad de adoptar un conjunto de medidas políticas encaminadas a prevenir su aparición y a efectuar las previsiones necesarias para adaptarse a las consecuencias de la dependencia, con el respeto al entramado competencial en materia de servicios sociales previsto en la legislación vasca.

En este sentido es preciso recordar que nuestro marco jurídico de referencia se encuentra establecido en la Ley de servicios sociales de 1996, desarrollada a través del conocido Decreto 155/2001, de determinación de funciones en materia de servicios sociales, que determina que la atención a las personas que no tengan la calificación de dependientes corresponderán a los Ayuntamientos.

Así desde los servicios sociales municipales se Informa, Orienta, Valora, se proponen prestaciones, se conceden, se gestionan recursos y servicios, además de impulsar el voluntariado y la participación social. Por ello son ellos los encargados de acometer algunas de las iniciativas previstas en la Ley.

Dentro de los servicios previstos en el catálogo de la Ley de Dependencia, el servicio de Ayuda a Domicilio ha sido nuestra prestación emblemática por excelencia. La normativa de desarrollo de la Ley establece las intensidades mínimas en la prestación de los servicios, y por lo que al servicio de ayuda a domicilio se refiere establece el ofrecimiento de un mayor número de horas de atención del servicio de ayuda a domicilio a grandes dependientes de las previstas en las actuales normativas municipales.

Todo ello obliga, en consecuencia, a modificar las reglamentaciones municipales de los servicios ofrecidos a las personas dependientes, a la estructuración de los mismos, pero todavía sobre unas bases no del todo estables, por cuanto que hasta ahora se ha regulado el marco del sistema pero falta su desarrollo reglamentario en aspectos importantes.

Si se pretende que los servicios sociales puedan mantener su ámbito específico de actuación, siendo la puerta de acceso al sistema y sobre los que recae la responsabilidad de la información, la valoración y la prescripción del itinerario negociado, así como su seguimiento, y no se vean sobrepasados por las funciones que deben llevar a cabo en el nuevo marco de protección que la Ley que examinamos instaura, deben garantizarse las condiciones para que se pueda producir la cooperación técnica y económica de las distintas Administraciones Públicas, que instaura la Ley, a través del necesario acuerdo y colaboración entre las distintas Administraciones Públicas.

 



 
Pedro Fernández de Larrinoa
 
 
Resumen
 
La intervención presentará los pasos dados, en los últimos meses, por la Diputación Foral de Bizkaia con el fin de responder a la implantación de la Ley de la Dependencia en este Territorio Histórico así como los retos a los que actualmente se está intentando dar respuesta.

La aplicación de la ley ha supuesto el desarrollo de un nuevo procedimiento de acceso a los sistemas de protección en las personas mayores dependientes y en las personas con discapacidad así como de nuevas prestaciones económicas. No ha supuesto, por el contrario, grandes cambios en la cartera de servicios (prestaciones técnicas). Sin embargo, la gran afluencia de personas para ser valoradas ha exigido reforzar los equipos de valoración y trabajo social.