El cooperativismo continúa creciendo

La economía española, y también vasca, durante 2011 ha padecido una de las crisis más graves de su historia. Se ha enfrentado a un conjunto de problemas de gran envergadura, tales como el sobredimensionamiento del sector de la construcción, un sistema financiero con problemas que impiden el acceso de las pymes y las familias al crédito o una profunda crisis fiscal.
Las cooperativas vascas asociadas a Erkide han padecido el difícil contexto macroeconómico, pero aún así, a pesar de las dificultades, Erkide ha presentado un balance positivo en 2011 ya que ha crecido su censo social, tanto en lo que respecta al número de Cooperativas asociadas como a los empleados totales.
El primer aspecto destacable es que la evolución del número de cooperativas asociadas vuelve a arrojar un balance neto positivo: ya somos 785 cooperativas (704 de Trabajo Asociado, 79 de Enseñanza y dos de Crédito), 45 más que el año pasado. Una cifra considerable teniendo en cuenta la dureza del ejercicio. En total, en 2011 se han adherido 93 nuevas cooperativas y se han dado de baja 48, de las cuales 41 se han debido a su desaparición como empresa y las siete restantes, a procesos de fusión o absorción con otras empresas cooperativas que forman también parte de Erkide.

Las 93 altas son nuevas cooperativas que se han constituido en 2011. Se trata de un dato favorable, ya que supone que en Euskadi en plena crisis está produciéndose una gran actividad de emprendimiento cooperativo. Euskadi ha sido en 2011 la Comunidad Autónoma donde más Cooperativas de Trabajo Asociado(industria, servicios, construcción y transporte) se han constituido, 117 concretamente.

Además del numero de cooperativas, es importante destacar que se ha producido un aumento del número de empleos a pesar de la dureza del año: un aumento de 211 empleos, llegando a 44.214 empleos totales asociados a Erkide.

El volumen de facturación en 2011 de las cooperativas de Trabajo Asociado asociadas a Erkide ha ascendido a 7.586 millones de euros, lo que supone un incremento del 9,6% respecto al ejercicio 2010.
De este importe, casi las dos terceras partes, el 62% concretamente, 4.703 millones de euros, se han debido a ventas internacionales. Estas ventas internacionales, que suponen un incremento del 11,4% sobre 2010, han sido fundamentales para mantener la actividad económica a buen ritmo y poder así crecer y crear también, como se ha indicado, empleos cooeprativos en Euskadi.
Para que eso haya podido producirse, hemos desplegado una gran actividad empresarial en los mercados nacionales e internacionales, pero también hemos tenido que realizar grandes esfuerzos y sacrificios con los que poder superar esta para todos difícil coyuntura que estamos atravesando. Para reconducir situaciones de Cooperativas en dificultades se han adoptado decisiones tales como reducción de anticipos laborales, el no devengo de intereses o pagas extraordinarias, el trasvase de mano de obra indirecta a directa o medidas de flexiblidad labora adecuando los calendarios a la situación del mercado, entre otras.
Del mismo modeo, hemos aplicado el principio de intercooperación, de ayuda mutua entre cooperativas, principio que forma parte del ADN del cooperativismo vasco para recolocar los excedentes de personal de unas cooperativas en otras que atraviesan una mejor situa´ción económica, con carácter provisional o definitivo.
Ahora mismo, estamos en 2012 y la crisis se ha recrudecido. Si no se cumple el objetivo del déficit o la reforma bancaria se retrasa, es posible que 2012 sea otro año más perdido en términos de crecimiento. La salida de la crisis está siendo extraordinariamente lenta y en muchas empresas las reservas económicas se están agotando.
En 2012, y previsiblemente también en 2013, las cooperativas que forman parte de Erkide tendrán que acometer su actividad en este teatro de operaciones, ciertamente difícil.

Ahora bien, el escenario es el mismo para el conjunto de empresas y, por lo tanto, en el mismo tendrán un resultado favorable aquellas que sean más eficientes en su gestión y hagan las cosas mejor que sus competidores.

En época de crisis es cuando se pone a prueba la naturaleza de cada fórmula empresarial y, a pesar de las dificultades, las cooperativas también en esta crisis dejaremos testimonio de nuestro saber hacer y de nuestro saber compartir.

Agustiín Mendiola
Director de Erkide
Federación de Cooperativas de Trabajo Asociado, Enseñanza y Crédito

Kategoria: 2012 KNU, BERRIAK Etiketak . Gorde lotura.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude